lunes, 8 de agosto de 2011

Alimentado por aire: ¿Fantasía o realidad? Un auto que "respira".

Parece una broma pero no es. Tras muchas amenazas una empresa europea comenzó a llevar a Brasil un automóvil alimentado por... aire. Un viejo reto al que muchos se animaron pero que nunca llegó a buen puerto. Ahora, parece, se convirtió en realidad.
Carro alimentado con aire comprimido.



La empresa francesa Motor Development International (MDI) presentó en Brasil un vehículo propulsado por un motor alimentado por aire, que comenzaría a ser comercializado en aquel país a finales de 2002. El proyecto de este auto fue desarrollado durante 10 años. La marca protegió el sistema con aproximadamente 30 patentes en más de 130 países diferentes.
El modelo ya está circulando en Francia, y la empresa pretende apropiarse del 1% del mercado brasileño en un año. MDI busca entregar “franquicias”, que no serán simples concesionarios, sino que se convertirán en pequeñas fábricas. Quienes se asocien a MDI recibirán todos los equipamientos para vender y fabricar el pequeño vehículo.

Las primeras informaciones hablan de un auto capaz de alcanzar 110 km/h de velocidad máxima, con una autonomía de 300 kilómetros con una recarga dos cilindros. Lo interesante de este vehículo sería el costo operativo, que podría dejar a las compañías de petróleo preocupadas, ya que oscilaría en alrededor de 1 dólar por cada 200 km recorridos.
El motor cuatro cilindros de 25 CV, fue proyectado por Guy Nègre, y está alimentado por tres tanques con capacidad para 90 m³ de aire comprimido. El aire es inyectado para mover pistones y después eliminado a una temperatura de -15ºC, de modo de ser reaprovechado en el sistema de aire acondicionado.
La lubricación es a base de aceite vegetal, que sólo precisa cambiarse cada 50 000 km. El reaprovisionamiento de “combustible” puede hacerse en casa, con una bomba de aire comprimido que es entregada como equipamiento de serie. El problema que el reabastecimiento puede demorar hasta 3 horas.
Los modelos de MDI se comercializarán en dos versiones: una pick up y una minivan de cinco plazas. En Brasil se dice que tendrá un precio de poco más de 6.000 dólares, un poco más que los denominados “carros populares”. ¿Será cierto o todo producto de una gran fantasía?




PARIS (Reuters) -- El visionario escritor francés del siglo XIX Julio Verne describió en una ocasión un fantástico mundo futurista en el que los autos funcionarían con aire.

Quizás no estaba completamente equivocado. El inventor, aficionado a los autos y ecologista Guy Negre (foto) ha fabricado un vehículo que funciona con aire comprimido y espera que circule por las carreteras del mundo en los próximos años.
Dentro del auto de Negre, aire frío comprimido en tanques a 300 veces la presión atmosférica se calienta y alimenta los cilindros de un pistón. No existe combustión, por lo que no contamina. De hecho, según explicó Negre, el aire del tubo de escape es más limpio que el aire que entra, gracias a un filtro interno. El vehículo puede llenarse de aire en casa usando un compresor eléctrico y Negre espera que, algún día, los conductores puedan recargar los vehículos en estaciones de servicio en tres minutos por tan sólo tres dólares.
El auto de aire, que, según su inventor, costará aproximadamente 6.700 dólares, tiene una apariencia similar a la del vehículo de ciudad Smart de DaimlerChrysler, con una fila de asientos lo suficientemente amplia para tres personas y una parte delantera en forma ovalada.
"Necesitamos una alternativa a la norma de devorador de gasolina por lo que decidí fabricar uno", dijo el ex ingeniero de carreras de Formula 1 en un show automovilístico en París, donde su modelo estuvo entre los más recientes autos deportivos.
 
¿Demasiado bueno para ser cierto?
Negre, quien ha estado trabajando en el auto durante 10 años, admitió que suena demasiado bueno para ser cierto. Pero dijo que algunos expertos de la industria que se burlaron de su invento se habían acercado a su mostrador para ver más de cerca el vehículo.
Algunos destacaron que, aunque el automóvil por sí mismo no genera contaminantes, la electricidad que se necesita para comprimir el aire sigue viniendo de las plantas eléctricas que emiten humo o generan peligrosos desechos nucleares. Otro gran obstáculo para hacer que los autos eléctricos sean comerciales es que, a pesar de décadas de investigaciones, aún necesitan recargarse más continuamente que los modelos convencionales de combustible. Algunos expertos sostienen que no hay razón del por qué el "auto de aire" debería ser diferente.

"El concepto del auto que funciona con aire no es totalmente descabellado", dijo John Wormald, de la consultora Autopolis, quien agregó que fueron locomotoras impulsadas por aire las que se utilizaron para excavar la vía férrea alpina y evitar así la emisión de humos tóxicos al medio ambiente. "Pero como todas estas ideas maravillosas, el problema es cuánta densidad de energía se puede meter en un tanque", comentó Wormald.

Negre admitió que el CityCAT, que según dijo alcanza una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora, funcionará sólo como un auto de ciudad y coincidió en que probablemente no convencerá a los admiradores de los motores de que renuncien a sus Mercedez Benz o BMW aún. "No es una alternativa real al auto estándar. Es un vehículo urbano que se comercializará principalmente como un segundo auto, destinado principalmente a quienes tiendan a buscar vehículos pequeños que usen para distancias cortas", afirmó. Wormald reconoció que el modelo de negocio tiene fallos.
"El problema es que la gente no sólo quiere comprar autos que únicamente pueda usar en las ciudades. Probablemente, no saldrán al interior del país cada fin de semana, pero les gustaría saber que lo podrían hacer si quisieran", dijo.
Pero Negre, quien se describe a sí mismo como un automovilista a quien le importa el estado del planeta en vez de un ambientalista total, insistió en que el auto impulsado por aire es la primera alternativa viable a los convencionales vehículos de combustible.
"Soy un firme creyente en que los autos significan libertad y que la gente no renunciará a la libertad, sin importarle lo que se esté haciendo al ambiente. Por lo que la única manera de salvar al planeta es salir con un auto que no lo dañe", indicó. Los vehículos convencionales que operan con combustibles fósiles -- petróleo, carbón -- aún emiten un décimo del dióxido de carbono fabricado por el hombre, al que se responsabiliza de los patrones anormales climáticos y de provocar desastres naturales.
En vez de vender los autos directamente, la compañía de Negre, Motor Development International, ofrece a los inversores un paquete de fabricación que contiene la maquinaria necesaria para ensamblar los autos. "Buscamos
Los interesados en recabar mas información sobre los presentes artículos pueden ingresar al siguiente sitio: www.barilochenyt.com.ar/autoaire.htm














El mayor fabricante de automóviles del mundo está en comenzar a producir el primer vehículo comercial de accionamiento neumático . El Air Car, desarrollado por el ex-ingeniero de Formula Uno de Guy NA gre para inhaladores de dosis medidas con sede en Luxemburgo, utiliza aire comprimido, en lugar de las explosiones de gas y de oxígeno de los modelos de combustión interna, para empujar los pistones de su motor. Unos 6000 coches de cero emisiones de aire se prevé que llegará a las calles de la India en agosto de 2008.

Salvo los cambios de diseño de última hora en el camino a la producción, el coche de aire deben ser sorprendentemente práctico. El City CAT $ 12.700, uno de un puñado de modelos previstos Air Car, puede llegar a 68 mph y tiene un alcance de 125 millas. Que tomará sólo unos minutos para que el City CAT para repostar en las gasolineras equipadas con unidades de medida compresor de aire; MDI dice que debería costar alrededor de $ 2 para llenar el coche de fibra de carbono-tanques con 340 litros de aire a 4350 psi. Los conductores también podrán conectarse a la red eléctrica y el uso del coche de un compresor para llenar los tanques de aproximadamente 4 horas.

Por supuesto, el coche de aire comprimido no es probable golpear las costas de América, especialmente teniendo en cuenta todos sus cola-construcción. Pero eso no significa que los principales fabricantes de automóviles se puede descartar como una experiencia india

Negre dijo que su auto CityCAT funciona durante un máximo de alrededor de 10 horas a una velocidad baja antes de necesitar recargarse. Insiste en que éste no es un problema en la medida en que los conductores puedan recargarlo en casa. Wormald aseguró que esto sería imposible para alguien que no tenga un garaje privado o un espacio en un estacionamiento. Los escépticos podrían preguntar si las grandes firmas petroleras estarían dispuestas a equipar sus estaciones de llenado con nueva tecnología que cambie la gasolina por aire


Negre admitió que el CityCAT, que según dijo alcanza una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora, funcionará sólo como un auto de ciudad y coincidió en que probablemente no convencerá a los admiradores de los motores de que renuncien a sus Mercedez Benz o BMW aún. "No es una alternativa real al auto estándar. Es un vehículo urbano que se comercializará principalmente como un segundo auto, destinado principalmente a quienes tiendan a buscar vehículos pequeños que usen para distancias cortas", afirmó. Wormald reconoció que el modelo de negocio tiene fallos.
"El problema es que la gente no sólo quiere comprar autos que únicamente pueda usar en las ciudades. Probablemente, no saldrán al interior del país cada fin de semana, pero les gustaría saber que lo podrían hacer si quisieran", dijo.
Pero Negre, quien se describe a sí mismo como un automovilista a quien le importa el estado del planeta en vez de un ambientalista total, insistió en que el auto impulsado por aire es la primera alternativa viable a los convencionales vehículos de combustible.
"Soy un firme creyente en que los autos significan libertad y que la gente no renunciará a la libertad, sin importarle lo que se esté haciendo al ambiente. Por lo que la única manera de salvar al planeta es salir con un auto que no lo dañe", indicó. Los vehículos convencionales que operan con combustibles fósiles -- petróleo, carbón -- aún emiten un décimo del dióxido de carbono fabricado por el hombre, al que se responsabiliza de los patrones anormales climáticos y de provocar desastres naturales.
En vez de vender los autos directamente, la compañía de Negre, Motor Development International, ofrece a los inversores un paquete de fabricación que contiene la maquinaria necesaria para ensamblar los autos. "Buscamos
Los interesados en recabar mas información sobre los presentes artículos pueden ingresar al siguiente sitio: www.barilochenyt.com.ar/autoaire.htm




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario